conducir con nieve
Conducir con nieve
28/11/2017
Operación salida. Consejos
05/12/2017
Mostrar todo

Amaxofobia

amaxofobia

amaxofobia

Amaxofobia

Un estudio revela que entre el 22% y el 33% de los conductores españoles la padecen. Y pensaréis, ¿qué es la amaxofobia? Pues bueno, acto seguido Autoescuela Venecia Classic lo explicará en un artículo muy interesante.

Si nos ponemos a pensar un poco, es muy probable que conozcamos al menos una persona que tenga el carnet de conducir y que le dé miedo coger el coche. A este síntoma se le llama amaxofobia o, más conocido vulgarmente, miedo a conducir un vehículo por causa de un resultado traumático. Normalmente esta fobia es debida a haber tenido algún tipo de accidente, algún recuerdo doloroso o simplemente tener poca seguridad de ti mismo.

Las estadísticas hablan: afecta principalmente a mujeres entre la edad de los 30 a los 35 años.

Padecer amaxofobia empieza habitualmente cuando al ponerte detrás del volante empiezas a notar ansiedad y sudores e incluso al coger una autopista y al ver pasar los coches por los lados a una velocidad mayor que la tuya (normalmente los que padecen amaxofobia no superan los 100 km/h) te puedes sentir atrapado dentro del coche y autopista, lo cual incrementa el nerviosismo. Así que no es necesario haber sufrido un accidente para tener lo síntomas.

¿Qué conlleva tener pánico a la conducción? Como hemos dicho antes sudoración, rigidez muscular, sensación de mareo, taquicardias… y, sobre todo, una insatisfacción contigo mismo que influye en tu autoestima. Depender de alguien para que te lleve de un sitio a otro hace que tu libertad de movimientos quede restringida.

Los casos más extremos de amaxofobia son los de las personas que evitan al 100% conducir. Un caso menos extremo sería el de tener miedo a conducir con lluvia o niebla, por ejemplo. O simplemente tener miedo a quedarse en una cuesta y no saber arrancar el coche sin chocar con el vehículo de atrás.

Hay riesgos tanto para las personas que la padecen como para las personas que están en ese preciso momento compartiendo la carretera con el afectado.

Es mucha la gente que ha salido de la amaxofobia circulando con su vehículo progresivamente. Por ejemplo, al principio conduciendo acompañado con alguien de confianza, luego recorriendo más quilómetros, más tarde incorporándose a una autopista en un horario que no haya muchos vehículos, más tarde conduciendo solo o sola una distancia pequeña… y así progresivamente. Es totalmente tener iniciativa propia e ir perdiendo el miedo progresivamente hasta estar seguro de ti mismo o misma.

Clicando aquí, podrás acceder a las clases de reciclaje que ofrecemos en nuestras autoescuelas. ¿A qué esperas? ¡Ahora es el momento!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies